Cambiador rápido de tema

La cara oculta de Thomas Edison


Thomas EdisonYo soy de los que piensan que los grandes personajes de la historia, al igual que el resto de los mortales, tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, la propia humanidad ha tendido a encasillarlos en una de las dos vertientes según su propia conveniencia. En el caso que nos ocupa en este artículo, Thomas Edison, la gran mayoría de información que hallaremos de él será relativa a sus inventos y sus frases, pero casi nada se sabe sobre sus métodos de investigación y sus contribuciones a algo más que al progreso se refiere y no siempre intachables. La historia ha tendido a ocultarlos y yo voy a mostrarlos al mundo. Quiero aclarar que ésta no es una información secreta que haya descubierto con mi propia investigación, de hecho en internet está toda ella, pero de forma algo sesgada y desde luego no en sus biografías "oficiales". Son datos históricos que supongo que con el fin de acentuar sus bondades, se han medio ocultado deliberadamente.



Un poco de historia

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847 en una villa llamada Milan, perteneciente al estado estadounidense de Ohio. Sus padres Samuel Ogden Edison, Jr y Nancy Matthews Elliot, emigraron de Ámsterdam en 1831, por tanto y como suele ocurrir en casi todos los genios estadounidenses, tiene procedencia europea. En su haber hay más de 1200 inventos patentados, de los que podemos destacar el fonógrafo y la lámpara incandescente, en esta última ya la historia a adulterado la verdad, pues en realidad no la inventó él, sino que la perfeccionó. El 21 de octubre de 1879 consiguió que su bombilla permaneciera encendida 48 horas ininterrumpidamente gracias a un filamento construido con bambú carbonatado. El descubridor del fenómeno que precedió a la lámpara incandescente fue Humphry Davy y muchos atribuyen el invento al británico Joseph Wilson Swan. Sus inicios en el mundo de la ciencia, fueron motivados por un acto heroico que llevó a cabo al salvar de ser atropellado por un tren al hijo del telegrafista de la estación ferroviaria de Port Huron, quien en agradecimiento, le enseñó telegrafía. Cabe reseñar que Edison perdió el oído a causa de este salvamento.

La otra cara de Edison

A finales de 1880 Edison estaba envuelto en "la guerra de las corrientes" con George Westinghouse y Nikola Tesla. Él estaba convencido de que la corriente continua era mejor, pues sostenía que la corriente alterna ( que es la que se usa actualmente en el suministro eléctrico de todo el mundo) era mucho más peligrosa. Hoy en día sabemos que estaba equivocado y que tan peligrosa es una como la otra y que su nivel de peligrosidad está determinado principalmente por su intensidad y voltaje y no por el tipo de corriente en si. En realidad el uso de corriente continua era un grave error, pero por aquel entonces Edison ya contaba con más de 100 estaciones de energía eléctrica de dicha corriente en Estados Unidos y obviamente no le interesaba inutilizarlas ni modificarlas por el enorme coste que ello conllevaba. La corriente continua implicaba el empleo de cables extremadamente gruesos y que la estación energética se hallase a una distancia no superior a 1,6 km. Y curiosamente fue el propio Edison quien encargó un estudio a Nikola Tesla, que por aquel entonces trabajaba para él, para solventar esos inconvenientes y al proponerle Tesla la alternativa de la corriente alterna, Edison se desdijo ¿Alternativa demasiado cara quizá?.

Sus inicios con torturas de animales

No están claros los inicios de su relación con Harold Pitney Brown, pero algunos cuentan que supo de su existencia un día leyendo el periódico y que como veremos más adelante, posteriormente lo contrató para desarrollar la silla eléctrica.
Harold Pitney Brown era una especie de vendedor ambulante, un cruel charlatán supuestamente ingeniero, que se paseaba por las ciudades haciendo demostraciones de un peculiar invento, era una especie de predecesora de la silla eléctrica. Sus demostraciones consistían en torturar hasta la muerte a todo tipo de animales. Perros, gatos, liebres, hasta incluso caballos. Estos eran sometidos a descargas eléctricas utilizando la corriente alterna de Westinghouse. Lógicamente esto entusiasmó a Edison, quien vio un camino para su campaña de desprestigio contra Westinghouse y le sirvió de base para realizar sus propios experimentos demostrativos, o lo que es lo mismo, sus propias torturas a animales. En sus demostraciones sometía a toda clase de especies a corriente alterna y continua, en ellos medía los tiempos que tardaban en morir con la corriente alterna. Por supuesto que bien se guardaba de que las descargas con su corriente, la continua, fueran lo suficientemente pequeñas como para no matarlos, al menos en sus demostraciones públicas, pero que inevitablemente los sometía a un cruel e inhumano castigo. Según parece, estos reprochables actos no fueron unos experimentos aislados, sino que el señor Edison pasó 10 años de su vida electrocutando a seres vivos.

La silla eléctrica, el invento que hizo rico a Thomas Edison

Silla eléctrica La Edison General Electric Company, actualmente conocida como General Electric o GE, fue fundada en 1887 por el propio Edison y adquirió su actual nombre tras fusionarse con la Thomson-Houston Electric Company en 1892. Por otra parte en 1886, el estado de Nueva York estableció un comité encargado de determinar un nuevo sistema de ejecución más humano y eficaz que la horca. No fueron las causas humanitarias las que impulsaron a Edison a participar en esa investigación, sino la disputa con otro ingeniero e inventor llamado George Westinghouse, simplemente para lograr hacerse con el control energético de todo Estados Unidos. Lo que pretendía Edison era que se utilizara la corriente alterna para las ejecuciones y así se la relacionase con la muerte. La suerte de Edison fue que David B. Hill, gobernador de Nueva York por aquel entonces, quien tras llegarle a sus oídos la noticia de que un electricista de Westinghouse en estado ebrio, había tocado accidentalmente unos cables de alta tensión de corriente alterna y había fallecido en el acto, aparentemente sin sufrimiento, pidió que se tuviese en cuenta la electricidad en el nuevo método de ejecución, además, gracias al desafortunado accidente del electricista, la corriente alterna fue la elegida para dichos menesteres, lo que potenció la teoría de Edison de que su corriente continua era "erróneamente" inofensiva y además aprovechó todo este compendio de casualidades e infortunios, para manipular todavía más a la por aquel entonces ignorante en materias eléctricas opinión pública, relacionando de nuevo a la corriente alterna con la muerte. Logicamente, esto enfureció a Westinghouse. El propio Edison (Opositor a la pena capital) financió en secreto la primera silla eléctrica y contrató a Harold Pitney Brown, para que desarrollara dicha silla "eso lógicamente supuso la muerte y tortura de muchísimos más animales en sus experimentos" y así no solo poder demostrar una vez más "la maldad de la corriente alterna", sino en un futuro cercano, suministrar todos los alternadores para las miles y miles de ejecuciones que se llevarían a cabo posteriormente, dada la negativa del propio Westinghouse a suministrarlos. Aprovechando dicha negativa de Westinghouse a que se relacionase su corriente con la muerte, el avispado Edison y Brown, mediante intermediarios, compraron ilegalmente tres generadores Westinghouse por 8.000 dólares. El primer "conejillo de indias", fue un francés nacionalizado estadounidense de nombre Ernest Chapeleau, en la prisión de Sing Sing en Nueva York (entre 1889 y 1890). Este afortunado hombre, salvó su vida gracias a un fallo en el sistema de naturaleza desconocida, pero que en la práctica lo dejó con quemaduras de tercer grado pero vivo. Como su sentencia lo condenaba a ser ejecutado en la silla eléctrica, pero no decía explícitamente "hasta la muerte", logró salvar su vida.



William KermmlerAl podre desgraciado al que le tocó probar por segunda vez el invento fue a William Kermmler, que ostenta el macabro honor de ser el primer ejecutado con resultado de muerte de la historia con la silla eléctrica el 6 de agosto de 1890, con tal fortuna que los técnicos infravaloraron el voltaje necesario, y la primera descarga de 1000 voltios durante 17 segundos (algunas fuentes aseguraron que fueron 700 voltios durante 10 segundos) le dejó muy mal herido pero sin llegar a matarle. El voltaje fue aumentado a 2000 voltios (otros dicen que fueron 1030 voltios), pero el generador necesitaba cierto tiempo para recargarse, durante ese tiempo, del cuál mejor ni intentar imaginar que sintió Kermmler, casi quemado por completo, podía ser oído gimiendo . La segunda descarga consiguió su objetivo y tras más de un minuto de espantosa tortura para el reo, con olor a carne quemada y humo saliéndole de su cabeza, fallecío. La prensa describió el espectáculo como terrible, mucho peor que la horca. Westinghouse más tarde comentó: "Mejor hubieran usado un hacha."

En 1927, "El Heraldo de Madrid" hablaba de aquella primera ejecución en los términos críticos de Westinghouse, asegurando que había sido "escandalosamente larga": "Sometido durante 10 segundos a una corriente de mil voltios, el condenado, presa de horribles convulsiones, parecía no querer morir. Después de una pausa, que debió ser un suplicio para el desgraciado, la corriente volvió a ser restablecida durante otros 73 segundos en que se oyó al condenado gemir sordamente. Al fin el cuerpo quedó rígido; la corriente fue cortada".

Desde el punto de vista humano, parece lógico probar los macabros inventos a modo de ratas de laboratorio con otras especies antes que con la nuestra propia "y no quiero decir con esto que tengan justificación alguna" tal y como se ha hecho y se sigue haciendo en la actualidad. Pero el señor Edison por lo visto no lo vio de este modo, con la excepción de los pequeños animales que había asesinado en sus experimentos, pues estos no se mataban con fines experimentales hacia una futura utilización con humanos, sino como he dicho anteriormente, su fin era única y exclusivamente desprestigiar a la competencia, hasta que se retomaron para perfeccionar la silla eléctrica, que en realidad se perfeccionó a base de someter reos a crueles agonías.

El estrepitoso fracaso de la ejecución de Kermmler, a la que debemos añadir el anonimato de Edison en dicho "experimento", sumado a la intención de obtener el control total del suministro eléctrico en USA, probablemente acentuó aún más su ambición. Por aquel entonces Edison ya no se conformaba con el control energético para los inmuebles, también quería suministrar todos los generadores para matar humanos.

General Electric cambia de bando

En 1893 se inauguraba la Feria Mundial de Chicago. Se creó un concurso para las empresas que quisieran optar a la instalación del sistema de iluminación. A dicho concurso y como no podía ser de otro modo, se presentaron 2 dos empresas. General Electric y Westinghouse, que ganó de calle al presentar un presupuesto por la mitad del presentado por General Electric. Al usar cables de cobre de mucha menor sección, no solo hacía que el cobre a utilizar fuese mucho menor, sino que el sistema de tendido soportara mucho menos peso y pudiera ser más simple y barato. Todo esto hizo reflexionar a General Electric y no tuvo más remedio que aceptar la derrota e intentar sumarse al carro de la corriente alterna e incluso se atrevió a solicitar la licencia de las patentes de Westinghouse.

Edison electrocuta hasta la muerte a la elefanta Topsy y lo filma

La elefanta TopsyTeniendo en cuenta que en esa época ya no había disputas por el tipo de corriente, zanjadas estas en 1893, tal y como narro antes, no tengo muy claro qué impulsó a Edison a tan infame y cruel demostración. ¿Será porque General Electric le quitó el control de la compañía y adquirió una licencia Tesla aprovechando la por aquel entonces reciente ley anti monopolio?

Corría el año 1903, Topsy era una elefanta domesticada del Forepaugh Circus de Coney Island. Al parecer, debido a los malos tratos que sufría, de vez en cuando perdía la cabeza y tenía arrebatos agresivos En pocos años mató a 3 empleados del circo, entre ellos a un domador borracho que le daba de comer cigarrillos encendidos. Tras los hechos, decidieron ejecutar al pobre animal. La idea original era colgar a la elefanta, pero la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals se opuso y Edison propuso matarla por electrocución. Dicha ejecución fue presenciada por 1500 personas y grabada por el propio Edison para su difusión por todo el país. Se dice también que fue el propio Edison quien ejecutó al pobre animal personalmente. Éste es el video de la filmación de Edison:

EL fin de sus días

Thomas Alva Edison murió el 18 de octubre de 1931, en West Orange, a los 84 años de edad, víctima de un ataque de uremia. Dicen que su amigo Henry Ford capturó su último suspiro en una botella. El día de su funeral, Estados Unidos apagó sus luces por un minuto en su honor.

Curiosidades

¿Sabías que Edison y Tesla fueron propuestos para recibir un premio Nobel conjuntamente y lo rechazaron? (se dice que fue Tesla quien se negó).
¿Sabías que electrocución viene de la suma de las palabras electricidad y ejecución?
¿Sabías que actualmente en China se ejecutan un promedio de 25 porsonas al día?

Algunas frases de Edison que bien podría haberse aplicado a si mismo:

- No violencia conduce a la ética más elevada, que es la meta de toda evolución. Hasta que no dejemos de dañar a los demás seres vivos, somos aún salvajes.
- Tu máximo valor consiste en lo que tú eres y no en lo que tú tienes.
- Lo que eres se demostrará en lo que haces.
- A mi modo de ver los viejos maestros no son arte; su valor radica en su escasez.
- Hay una forma de hacerlo mejor, encuéntrala.

En 1944 ejecutan en la silla eléctrica a un niño de 14 años llamado George Junius Stinney y casi 70 años después se demuestra su inocencia. Se convirtió en el humano más joven ejecutado en USA, tras un juicio repleto de irregularidades que duró apenas 2 horas. Se tuvo que construir una silla especial, dado su reducido tamaño.

Así era antes:
George Junius Stinney vivo

Y Así quedó después:
George Junius Stinney muerto


Video de la reconstrucción de la bárbara ejecución:


Artículo sobre la silla eléctrica extraido de afinidadelectrica.com:
A pesar de su presunta mayor efectividad respecto a la horca, desde los primeros momentos su utilización estuvo envuelta en polémica, debido a varias situaciones en las cuales las víctimas no murieron instantáneamente y tuvieron que ser sometidas a múltiples descargas eléctricas. No obstante, su utilización se fue extendiendo por los estados de la Unión. En teoría, la inconsciencia ocurre en una fracción de segundo. Sin embargo, hay informes de víctimas cuyas cabezas ardieron, transformadores quemados, desprendimientos de las correas de sujeción u otros incidentes, con el resultado de ejecuciones temporalmente interrumpidas o largas agonías y padecimientos. En 1946, cuando las autoridades del estado de Luisiana electrocutaron a Willie Francis, un adolescente de 17 años, éste sobrevivió al primer intento, a pesar de recibir múltiples descargas de la máxima potencia, mientras gritaba: "¡Paren, déjenme respirar!". No le sirvió de nada sobrevivir: pasado un tiempo, se firmó una nueva orden de ejecución y, finalmente, fue ejecutado un año más tarde, después de que la Corte Suprema de Estados Unidos resolvió que esta segunda ejecución no infringiría la Constitución.



Noticia actual, pero con cierta relación:Benito Muros
Benito Muros junto a un grupo de ingenieros internacionales, desarrolla una bombilla basada en tecnología led, sin la tomadura de pelo llamada "Obsolescencia Programada", garantizando dicha bombilla por 25 años y prometiendo teóricamente una vida útil casi eterna. La bombilla vendrá a costar sobre 37 euros, consumirá un 92% menos que las bombillas tradicionales y emitirá hasta un 70% menos de CO2, precio más que razonable si realmente dura por siempre. Las empresas de iluminación han puesto el grito en el cielo y este señor ya ha sido amenazado varias veces de muerte.


Conclusión final según mi punto de vista

Parece claro que en el desarrollo del suministro eléctrico hubo dos personas que destacaron por mucho sobre las demás. Thomas Edison y Nikola Tesla. Ambos eran unos genios. Pero muy diferentes. Tesla más inteligente, más interesado por el progreso que por su propio bienestar, más honesto y menos egocéntrico. Ferreo defensor de la energía libre y gratuita. Edison más listo, pero más avaricioso, más interesado por su gloria y bienestar personal, que por el progreso en si. Fue capaz de contradecir con sus actos sus propios principios morales, como bien se deduce de sus propias frases, que no son más que un eco de sus pensamientos más profundos. ¿Merece en realidad la gloria que la historia le ha dado? Yo pienso que sí, pero tal y como comento al principio del artículo, un grande de la historia debe ser recordado por todos sus actos y logros y no debe omitirse esa parte de la historia que afea su innegable contribución al progreso.


             Si te ha gustado esta obra, puedes compartirla con tus amigos a través de las redes sociales:

Esta obra es propiedad de mermelado/OmbreconH, queda prohibida su distribución y/o modificación sin el consentimiento expreso de su autor.

Has visitado esta página 1 veces. Visitantes únicos

web statistics
SMF 2.0.11 | SMF © 2013, Simple Machines
Enotify by CreateAForum.com | Adk Portal 3.0.1 © SMF personal


Has visitado nuestra web 1 veces.
© 2014 by OmbreconH/mermelado   Te invitamos a visitar nuestra otra web Habitaciones por horas Palma